Tres Culturas de Andalucía: Córdoba

Explorando cómo las tres culturas del judaísmo, el cristianismo y el islam se combinaron para crear la cultura andaluza que conocemos hoy. Primero, nos fijamos en la hermosa ciudad de Córdoba.

La rica historia de Andalucía se alimentó de sus tres culturas más influyentes y sus religiones: el judaísmo, el islam y el cristianismo. Si bien Andalucía alberga algunas de las ciudades más antiguas de Europa, establecidas hace más de 3.000 años, los aspectos más destacados de las tres culturas (tres culturas) se pueden encontrar en el ‘triángulo dorado’ de Córdoba, Granada y Sevilla.

Estas tres ciudades forman nuestro Tour Andalucía Clásica, recorriendo los lugares y degustando la deliciosa gastronomía moldeada por la tierra, el clima y las culturas.

Comenzamos nuestro recorrido por el blog de tres culturas con Córdoba.

La Joya de Andalucía

Córdoba fue una de las ciudades más grandes del mundo medieval. El apogeo de la ciudad comenzó en el 8el siglo con la primera conquista musulmana. Unas 300 mezquitas, numerosos palacios y estructuras cívicas establecieron a Córdoba como el centro de civilización y aprendizaje de Europa. Compitió con las ciudades orientales de Constantinopla, Bagdad y Damasco.

Quedan cientos de estos edificios. De hecho, la UNESCO designó la totalidad del casco antiguo como Patrimonio de la Humanidad. Dentro de ese centro se encuentra el Barrio Judío, que alberga una de las dos únicas sinagogas que quedan en Andalucía.

La Catedral dentro de la mezquita - Córdoba

El sitio más famoso es el Mezquita. A medida que se acerca al casco antiguo a través del Puente Romano, las paredes y el techo de la mezquita-catedral se elevan frente a usted. Durante dos siglos, los trabajadores convirtieron esta mezquita en la segunda más grande del reino islámico.

Los cristianos reconquistaron la ciudad en 1236, pero la hermosa arquitectura de la mezquita la salvó de la destrucción. En cambio, una catedral renacentista surgió de su corazón, conservando así las icónicas 856 columnas y los arcos dobles hechos de ónix, mármol y granito.

Pero hay más en Córdoba que la Mezquita.

Explora la ciudad de las maravillas

Las calles estrechas y sinuosas de Casco Antiguo de Córdoba son en sí mismos una forma de arte. Girando de plaza en plaza, a veces bajo el resplandor del sol, a menudo a la sombra, te llevan de rincones mágicos a vistas gloriosas.

los Alcazar de los Reyes Cristianos (Castillo de los Reyes Cristianos), refleja no sólo las raíces cristianas sino también las moriscas de Córdoba. Construida entre las ruinas de un fuerte árabe, había sido sede del gobierno del Califato. También albergaba la biblioteca más grande de Occidente.

El edificio actual es un castillo del siglo XIV que incorpora solo una pequeña parte de los restos originales. Sin embargo, el estilo mudéjar es un elemento clave de su diseño. Los jardines son una versión reducida de los de la Alhambra de Granada, con fragantes naranjos y coloridas flores que bordean los bordes de las piscinas.

Alejándose del corazón de la ciudad medieval encontrará el Renacimiento Palacio de Viana. Con sus 12 patios, el palacio está en su mejor momento en primavera. Cinco siglos de arte y arquitectura llenan el propio palacio, una infinita variedad de sensaciones.

los Puente Romano es una de las principales vías peatonales en la ciudad vieja. En ambos extremos se encuentran la Torre de Calahorra y el puerta del puente. En el lado sur, la puerta fortificada conocida como la torre de calahorra (Torre de la Calahorra) es de origen islámico y uno de los edificios defensivos más antiguos de Córdoba. Ahora alberga un museo dedicado a los tiempos en que judíos, musulmanes y cristianos convivían en paz en la ciudad.

Fiesta del Patio de Córdoba

Patios de Córdoba Crédito editorial: Taiga / Shutterstock.com

Mientras camina por las calles y se asoma por las puertas abiertas, probablemente vislumbrará los patios por los que Córdoba es famosa.

Cada mes de mayo, Córdoba celebra la festival de los patios, un derroche de color y aroma cuando los residentes abren sus patios llenos de flores, hierbas y árboles al público. Los patios más antiguos se encuentran en los barrios de la Judería, Santa Marina, San Agustín y Santo Basilio.

En el Judería (Barrio de la Judería), los patios suelen ser más pequeños que en las otras áreas. Un buen ejemplo de esto está en La Casa Andalusi, junto a la sinagoga. La casa-museo transporta al visitante a la época del Califato. Sus frescos patios con fuentes, flores aromáticas y vegetación atenúan el bullicio del exterior.

¿Por qué patios?

En tiempos de los romanos, las casas se construían alrededor de un patio central; una tendencia que continuaron los moros, introduciendo azulejos decorativos, juegos de agua y plantas coloridas como una forma de mantener frescas sus casas.

Los cristianos y judíos también continuaron con la tradición, una bendición ya que el calor del verano andaluz puede ser sofocante.

Fechas de festivales 2022

Este año la fiesta se desarrolla del 3 al 15 de mayo, con patios abiertos habitualmente de lunes a viernes, de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas (medianoche los viernes y sábados). Los domingos el horario de apertura es de 15.00 a 21.00 horas. Se puede encontrar más información aquí.

Cocina Cordobesa

Vino Montilla-Moriles Córdoba

La comida y bebida de una ciudad o región está determinada por el clima, la tierra y la cultura de las personas que viven en ella. No hace falta decir que la cocina de Córdoba es un asunto multicultural.

Uno de los platos más populares es Salmorejo, una sopa fría de tomate parecida al gazpacho, perfecta para los calurosos días de verano. Como ocurre con muchos grandes platos, la clave está en su sencillez. La versión morisca original no tenía tomates, simplemente pan, ajo, aceite, sal y vinagre.

Flamenquín es un plato para los amantes de la carne, no se equivoquen. El jamón curado y el lomo de cerdo se enrollan y se fríen. Hay reclamos en competencia sobre el origen del plato con el pueblo de Bujalance que lo reclama para Córdoba y Andújar para la vecina Jaén.

Para algo más ligero, hay pinchos morunos. La traducción literal es “brochetas de cerdo moruno”, pero el moruno se relaciona únicamente con el condimento. La mezcla de comino, cilantro, cúrcuma y cayena le da un poco de picante al plato y une la división entre islámico/cristiano, antiguo/moderno.

Cuando esté en Córdoba, sería negligente no saborear el vino local. Vinos Montilla-Moriles están elaborados con uva Pedro Ximénez y producidos exclusivamente en la provincia de Córdoba. Encontrados en todos los bares que se precien, los vinos son similares al jerez y varían desde el fino blanco seco hasta el amontillado ámbar y el dulce Pedro Ximénez. Y sí, el amontillado recibe su nombre del pueblo de Montilla. Salud!

Únete a nosotros en Córdoba

TOMA & COE conocen Córdoba de cerca. Comuníquese con nosotros para obtener información sobre visitas guiadas personalizadas mientras revelamos el glorioso pasado y presente de la ciudad para usted.

Mientras tanto, nuestra Guía de Córdoba es nuestro regalo para usted: compartir los mejores hoteles, restaurantes, bares de tapas y atracciones de la ciudad.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario